Diferencias entre remalladora y recubridora

Publicado el Deja un comentario
Remalladora recubridora combinada

Probablemente ya sepas lo que es una remalladora, o también llamada overlock. Quizás también hayas oído hablar de la recubridora (o coverlock), pero no sabes en qué se diferencian ni para qué sirve exactamente la última.

Para el ojo inexperto, una remalladora y una recubridora pueden parecer similares porque a primera vista solo nos asustamos viendo la cantidad hilos que manejan. Sin embargo, no se parecen en nada y no sirven para realizar las mismas funciones.

Simplificando mucho, para que veas para qué sirve una y otra, vamos a poner un ejemplo que puedes comprobar fácilmente. Toma una camiseta que hayas comprado en alguna tienda. El doble pespunte del bajo de la camiseta está hecho con una recubridora, mientras que los costados de la camiseta están unidos mediante una remalladora.

Veamos las diferencias y para qué sirve cada una.

La remalladora, o lo que es lo mismo, la overlock o serger, en inglés

Overlock
Remalladora Brother de 4 hilos [“Overlock-Nähmschine Brother M343D” by marcoverch bajo la licencia CC BY 2.0.]

La remalladora se usa fundamentalmente para rematar los bordes de las telas, tanto planas como de punto, a la vez que une dos piezas de tejido y corta el excedente de tela al borde mediante una cuchilla. Es decir, una overlock puede coser, sobrehilar y cortar al mismo tiempo.

En tejidos de punto es habitual unir las distintas piezas de la prenda de esta manera con la remalladora. Sin embargo, en tejidos planos la remalladora se usa más comúnmente solo para sobrehilar los cantos de la tela y evitar que se deshilachen.

  • Sirve para sobrehilar o rematar los cantos de la tela y cerrar las prendas, todo en un solo paso.
  • También hay quien la utiliza para hacer dobladillos enrollados o costuras decorativas.
  • Siempre cose al borde de la tela.
  • Corta el sobrante de tela al borde con una cuchilla a la vez que cose.
  • Puede coser hasta con dos agujas.
  • Tiene dos áncoras
  • Existen remalladoras de 3, 4 o 5 hilos. Cuantos más hilos tengan, más puntadas diferentes podrás hacer, aunque el precio también va creciendo acorde.

¿Me debo comprar entonces una remalladora en lugar de una máquina de coser?

Hay que dejar claro que una remalladora no reemplaza a tu máquina de coser. Aunque solo cosas tejidos de punto, para conseguir buenos acabados en bajos y cuellos necesitarás una máquina de coser normal o una recubridora.

Puedes coser elásticos con la remalladora, pero seguramente la mayoría de veces encuentres mucho más fácil hacerlo con la máquina de coser.

De la misma manera, con la remalladora de 5 hilos puedes coser telas planas en un solo paso porque realiza un sobrehilado al borde más una puntada de seguridad más en el interior. Sin embargo, si tu rellamadora no tiene 5 hilos (y lo habitual es que no sea de 5 hilos) no podrás hacer eso y tendrás que realizar con la máquina de coser un pespunte recto de seguridad.

La recubridora, o lo que es lo mismo, coverlock o coverstitch

La recubridora cose con una, dos o tres agujas. Realiza pespuntes rectos por el derecho de la tela y por el revés hace una cadeneta (si únicamente se cose con una aguja) o un entrelazado del hilo del áncora al cruzarse con los de las agujas (parecido de aspecto a un remallado).

  • Sin duda, estas puntadas de cobertura dan a todos los proyectos de costura un aspecto industrial.
  • Sirve para hacer bajos y dobladillos.
  • También se utiliza para poner bieses y rematar cuellos de camisetas, sudaderas, o sisas de camisetas sin mangas.
  • No tiene cuchilla.
  • Puede coser a varios centímetros del borde de la tela.
  • Puede coser hasta con 3 agujas.
  • Solo tiene un áncora.

¿Debo comprarme una recubridora?

La función que hace la máquina recubridora la podemos obtener con nuestra máquina de coser casera cosiendo con la aguja doble, pero el resultado dista mucho del que consigues con la recubridora.

Entonces, invertir en una recubridora va a depender de lo que te importe conseguir acabados profesionales, de la cantidad de prendas de punto que cosas y del espacio del que dispongas en casa, ya que, al fin y al cabo, es una máquina más que sumar a las que ya tengas.

Y la remalladora-recubridora, ¿qué es?

Por si esto no era suficiente, también existe una máquina que hace todo lo que hace una remalladora de 5 hilos y una recubridora: la remalladora-recubridora, también llamada overlock/coverlock.

Con ella puedes realizar todas las puntadas de una overlock de 5 hilos más puntadas de cobertura cosiendo con 1, 2 o 3 agujas. Para cambiar de unas puntadas a otras deberás realizar ciertos ajustes.

Remalladora recubridora combinada
Remalladora recubridora combinada Pfaff Coverlock 4.0

En mi opinión, es una máquina muy práctica, pero como con todo, exclusivamente para las personas que la necesiten. Quizás debas considerar una máquina combinada de este tipo si:

  1. Tienes falta de espacio en casa. Tendrás una remalladora y una recubridora en una, ocupando menos espacio que dos máquinas.
  2. Coses muchas prendas de punto.
  3. No tienes miedo ni pereza de realizar los ajustes necesarios para pasar de la función de remallado a la de cobertura.
  4. Tienes el dinero para invertir en ella, ya que no son máquinas de precio bajo.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre nuestra política de privacidad: Responsable: Ester Bernaldo de Quiros | Finalidad: tramitar el pedido y todas las operaciones relacionadas. | Legitimación: Tu consentimiento al completar el pedido. | Información adicional: puedes consultar la información detallada en la página de política de privacidad.